LIGA DE DEBATES

Liga de Debates

El arte de la oratoria y la argumentación

El objetivo del proyecto de la Liga de Debates es que las alumnas y alumnos a través de la oratoria y debate desarrollen su comprensión del mundo en interacción con personas de su entorno. El debate trabaja los fundamentos de la oratoria y la argumentación que permiten al alumnado desarrollar las habilidades claves de la expresión oral, escrita y la comunicación. Reforzar la autoconfianza y la autoestima del alumnado. El debate mejora las habilidades comunicativas. La práctica del debate permite al alumnado desarrollar unas habilidades que les serán de gran ayuda a lo largo de las diferentes etapas educativas y su futuro profesional. Debatir es una actividad de aprendizaje que implica al alumnado en una actividad mientras reflejan críticamente sobre lo que están haciendo. De este modo, además de trabajar contenidos, el alumnado desarrolla habilidades de pensamiento.

Objetivos

  • Contribuir al desarrollo de los jóvenes en un entorno divertido e informal, donde se potencia la sana competitividad, sin perder el rigor académico, cultivando activamente habilidades y capacidades personales y sociales.
  • Favorecer el desarrollo de la autoestima y el auto eficacia en un período de crecimiento en el que se está forjando la personalidad de los jóvenes.
  • Favorecer el Aprendizaje Colectivo. Se trata de un proceso en el que son necesarias todas las voces participantes, sean éstas a favor o en contra de la resolución.
  • Desarrollar el pensamiento crítico del alumnado, despertando su curiosidad y haciendo que cuestionen planteamientos a la vez que generar su propio punto de vista.
  • Activar y potenciar sus habilidades comunicativas, tanto habladas como escritas.
  • Debatir es una oportunidad única para conectar intelectualmente con otros estudiantes y para que sus ideas y opiniones sobre temas relevantes sean seriamente escuchadas y consideradas por compañeros, familiares, profesores, equipo de mentorización y jurado.
  • Transmitir importantes valores como el respeto mutuo, la escucha activa, la empatía y la deportividad en la competición. Es decir, cuando dos o más personas debaten, se debe pensar en los resultados en función del incremento del saber y de la comprensión del tema debatido, más que en términos de ganadores y perdedores