Formando personas

La educación que ofrecemos a las familias y a los/as alumnos/as requiere una aceptación coordinada por parte de todos los estamentos del Centro. Por ello:

  • En nuestra Comunidad Educativa el centro es el alumno/a.
  • Seguimos una pedagogía personalizada y activa, valorando todos los componentes de la persona humana.
  • Orientamos a nuestros/as alumnos/as en su trabajo formativo para que descubran sus aptitudes y limitaciones, aprendan a autogobernarse y a desarrollar sus capacidades.
  • Adoptamos una metodología didáctica abierta y consecuente con los objetivos educativos que persigue el Centro. Damos la máxima importancia al trabajo intelectual, esfuerzo serio y continuado, para que cada uno de nuestros/as alumnos/as logre el máximo de sus posibilidades.
  • Favorecemos la educación a través de la actividad, fomentamos la adquisición de destrezas y habilidades y ponemos los avances tecnológicos al servicio de la educación.
  • Proyectamos la educación más allá del aula a través de actividades formativas que ayuden a nuestros alumnos a descubrir la sociedad y nuestro mundo.
  • Potenciamos la participación en iniciativas socio-culturales y pastorales.
  • Verificamos el nivel de calidad de nuestro Centro a través de la evaluación continua y adecuamos nuestra acción educativa a los intereses y necesidades de las familias y los/as alumnos/as.